Batería (vital) baja. 8 ideas para evitar que ocurra


low battery
Por Alex López Capitelli, CEO & founder en Vera & the birds

Que lleguen las cinco de la tarde y te sientas como si un camión te hubiera pasado por encima. Día tras día. Seguro que es una sensación que te resulta familiar. 

A menudo dejamos que la jornada nos vaya devorando la energía, Y no hablo solamente de la energía física (que también) sino la que precisamos a nivel psicológico y emocional para hacer frente a los retos diarios. Las historias que nos pasan pueden convertirse en pequeñas piedras que se acomodan en nuestros bolsillos y hacen que el día pese. Porque los marrones en el trabajo pesan, el atascazo a primera hora de la mañana pesa, la pelea con los niños para que se laven los dientes pesa. Y así poco a poco, la batería de nuestro móvil emocional va gastándose hasta quedar una mísera rayita del 3%. ¿3%? Glups, ¿y ahora qué?

Antes de llegarte a esa linea roja, déjame decirte una cosa. El cuidado a una misma no es un lujo, no es un capricho, es una necesidad. Porque en el momento en el que te descuidas, que no te prestas atención, todo lo demás falla. La extenuación a cualquier nivel nos puede arrastrar a problemas mucho más graves y difíciles de remediar como por ejemplo la depresión.

No dejes que eso pase. No rebases la línea. 

¿Cómo?

 

Aliméntate bien

La alimentación afecta directamente a tus niveles de energía y éstos a su vez, a tu bienestar. Eres es lo que comes. Eres consiente de eso, y sabes muy bien qué hay que comer para sentirse bien pero -sinceramente- te falta tiempo. Para evitar que la pereza domine tu menú, programa tus comidas y haz varias en bloque (el llamado batch cooking). Te ayudará a ahorrar tiempo, dinero y espacio en tu cabeza. Te sugiero el programa de Elka Mocker, Yo no he probado (todavía) pero me tienta y mucho.

Escribe

No se trata de convertirse en Virginia Woolf (dios, qué presión). Se trata de emplear la escritura como terapia, se trata de sacar lo que tienes dentro a través de las palabras. Prueba a escribir unas líneas sobre eso que te agobia o a lo que no encuentras salida

Escribir pone en orden nuestras ideas. Todo ese torrente de pensamientos y emociones (muchas veces negativos) que fluyen sin control durante el día se calman con la escritura. Al escribir, ordenas lo esencial, te quedas con lo bueno y haces limpieza de lo que sobra. Ese es solo uno de los beneficios que aporta la escritura. Ve a este artículo del blog si quieres leer otros cuatro.

Respira 

Uy, qué obvio. Pues en realidad no tanto. Es un hecho que se nos olvida respirar; parcialmente, se entiende. Una respiración entrecortada o insuficiente aumenta los niveles de estrés y de cansancio. Y ya sabemos lo que viene después ¿verdad?

Haz ejercicio

El ejercicio físico es lo que viene a ser un reset mental. Te despeja, pone en orden tus ideas y te ayuda a descansar por la noche. Y aunque parezca una contradicción, aumenta nuestros niveles de energía.

Prioriza

Es un hecho. No llegas a todo y lo sabes. Así que más te vale hacer una lista y empezar a numerar las tareas, de mayor a menor importancia. Los de poca importancia o menor urgencia, que no te agobien: apártalos a un área de tu cabeza donde no molesten. Ya habrá tiempo de volver a ellos.

Tú primero

Si antes te recomendaba priorizar, ahora te sugiero que te priorices tú ante todo lo demás. Cuando en los aviones nos explican las instrucciones de seguridad, una de las máximas es que en caso de despresurización de la cabina, siempre hay que ponerse la máscara de oxígeno antes de ayudar a los demás. Esto es por una razón muy clara: si tú no estás en plenas facultades, difícilmente podrá ayudar al que tienes la lado.

Priorizar(te) no es un acto de egoísmo, sino todo lo contrario. Es un acto de amor hacia ti y hacia los demás.

Aléjate de personas tóxicas

Todos nos hemos encontrado alguna vez con una persona que en vez de aportar, lastra; que en vez de construir, destruye y que va sembrando la negatividad y el conflicto por donde camina. Estos vampiros energéticos están categorizados en psicología como ‘personas tóxicas’ y son reales. Aléjate de ellos siempre que puedas. 

Duerrrrme

Empezar el día con las pilas descargadas no es un buen comienzo. Hoy prueba a irte a dormir pronto

Estos ocho pasos para evitar el déficit de energía son un buen punto de partida. ¿Tienes alguno que quieras añadir? Déjalo en los comentarios.

 

 


1 comentario


  • Eva María Seldas López

    Gracias por tus sabios consejos Alex, eres genial


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados