Cómo preparar tu taza de té


 

Agua, de buena calidad

Utiliza agua mineral o filtrada de calidad y hiérvela a la temperatura indicada más abajo. Cuando acabes de preparar tu té, no vuelvas a usarla para otra infusión.

 

La temperatura y el tiempo, los adecuados

No infusionan igual un té verde aromatizado que un té negro. Cada té necesita  un tiempo de infusión determinado y a una temperatura precisa. 

Té negro

Tiempo de infusión:  3-5’  Temperatura del agua: 95 ºC

Té verde

Tiempo de infusión:  2-3’  Temperatura del agua: 80 ºC

Rooibos

Tiempo de infusión:  4-5’  Temperatura del agua: 100 ºC

Tisana

Tiempo de infusión:  6-8’  Temperatura del agua: 100 ºC

El agua no debe hervir cuando entra en contacto con las hojas del té o se quemarían. Una vez alcanzada la temperatura adecuada, apagar el fuego y verter el agua en la taza. 

 

Acompáñalo

 

Puedes endulzarlo o no. Si prefieres un sabor más dulce, opta por endulzantes naturales como la miel, el azúcar moreno integral, la melaza o algún sirope natural.

En el momento de infusionarlo puedes customizarlo a tu gusto, añadiéndole ingredientes que creas que le puedes ir bien a su sabor. Prueba a añadir hojas de menta fresca a tu té verde Gunpowder ecológico o cáscara de naranja al té paquistaní. 

 

Una retirada a tiempo es una victoria

Pasado el tiempo de infusión, es importantísimo retirar el colador: si lo dejamos más tiempo del necesario, el sabor se puede volver amargo. 

 

¿Tienes claro ya cómo hacer tu té? Pues lánzate a por ellos en la sección de Tés y Tisanas de Vera & the birds