Cómo empezó todo


Vera & the birds nació de una necesidad ineludible de crear productos efectivos, sensoriales, bellos y - sobre todas las cosas- que nos ayuden a estar presentes y a cuidarnos. 

Todo empezó cuando Alex decidió dejar su carrera profesional en comunicación para lanzarse a perseguir algo que le llamaba desde las entrañas. Un proyecto que respondiera a su particular universo, sensorial y sereno, donde sus grandes pasiones se encontraran: naturaleza, cuidados, slow life e ilustración. 

alex ilustrando

¿Y el nombre de 'Vera & the birds'?

Aunque puede parecer el nombre de un grupo de música, es una combinación de dos términos con mucho sentido para nosotras. Vera es por el nombre de la primera hija de Alex, un nombre precioso por su sonoridad y porque significa ‘verdadera'. Los 'birds' representan la naturaleza y ese espacio sensorial, bello y onírico que intentamos reproducir en cada producto.