Guía para cuidarte durante el aislamiento

Hoy paso de quitarme el pijama. Total, ¿quién me va a ver? Todo empieza con una inocente frase, dicha al aire. Pero si la situación se hace permanente puede tener consecuencias negativas en nosotras. Por dentro y por fuera. 

Es cierto que no pasa nada si durante el confinamiento no nos arreglamos tanto, o si ni siquiera nos maquillamos (cuando antes siempre lo hacíamos ). Quizás hasta sea liberador. Eso esta bien. Pero lo que no debemos permitir es el abandono. Descuidarnos totalmente y dejar de prestarnos atención. Como dice aquel meme: “Aviso a todos. Se aconseja probar los vaqueros cada tres o cuatro días. ¡El pijama es traicionero, repito, el pijama es traicionero! 

Es fundamental cuidarnos y cuidar nuestra piel durante el durante el aislamiento. Por tres razones: salud, autoestima y disciplina. 

Así que PASO 1: mentalízate, cuidarte es súper importante. Para estar bien por dentro y por fuera hay que cuidarse y establecer rutinas claras. Y antes de todo eso: tienes que creértelo.

¿Estás mentalizada? Genial, PASO 2. Dedica solo 5 minutos mañana y noche a una rutina sencilla y especifica para tu piel. No te compliques, comienza con una rutina fácil de hacer, que no se te haga cuesta arriba. ¿Tienes dudas sobre cuál es la más adecuada para tu tipo de piel? Echa un vistazo a nuestro post.

PASO 3. Quítate el pijama. Nuestro cerebro asocia ‘pijama’ con ‘dormir’, ‘pereza’ y ‘ocio’. Quitarle esa asociación es muy pero que muy difícil y lo más probable que ocurra si vas en pijama todo el día es que te venza la monotonía, que apenas seas productiva y que los días se hagan iguales.

PASO 4. Atenta al nivel de hidratación de tu piel. La calefacción de la casa, el constante lavado de las manos pueden provocar una mayor pérdida de agua transepidérmica. Presta atención a los signos de deshidratación (piel apagada, apergaminada, con descamaciones) y combátelos con una buena hidratante. Ah, y no solo el rostro precisa de nuestros cuidados: hidrata tu body también, manos especialmente (las pobres están sufriendo un montón con tanto lavado).

PASO 5. Mueve tu cuerpo serrano. El ejercicio físico es salud, reduce los niveles de estrés, nos pone en forma y gracias a él liberamos endorfinas a tope. Ahí lo tienes: felicidad a coste cero. Para que tu entreno sea de diez hemos creado una lista en Spotify con temazos para llenarte de power.

PASO 6. Sazona esta rica receta del auto cuidado con una mascarilla semanal. Nuestra mascarilla de arcilla verde y algas nutrirá y remineralizará tu piel. Aplícatela y déjatela 15 min. Mientras hace efecto, aprovecha para leer una revista (¿has visto que tienes la Vogue de abril totalmente gratis?) o márcarte un karaoke con tus amigas (virtual y gratis, lo tienes aquí)

PASO 7. Deja ya esa bolsa de Doritos. Tú lo sabes, yo lo sé: esos granitos tan majos no se han generado únicamente por el estrés y cambios hormonales. Una alimentación saludable -con abundancia de fruta, verdura y legumbres y déficit de grasas ‘malas’ y azúcar- es clave para estar sanos y vernos mejor. 

Por cierto, hemos lanzado un reto en Instagram para compartir las rutinas de belleza durante el aislamiento. Solo tienes que subir tu rutina usando el hashtag #yomeCUIDOencasa y retar a 3 amigas. ¿Te apuntas?  

¿Te hemos convencido ya de que cuidarnos por dentro y por fuera es absolutamente necesario?  Estaremos encantadas de leerte en los comentarios 

Leave a comment

All comments are moderated before being published