Rutina de doble limpieza


La rutina de doble limpieza se basa en limpiar la piel en dos sencillos pasos. Consiste en aplicar un producto oleoso para retirar el maquillaje e impurezas, como el Aceite Desmaquillante Revitalizador y a continuación, uno en base acuosa para acabar de limpiar el rostro, como el Gel Micelar o la Mousse Limpiadora.

¡Una vez que pruebas a desmaquillarte así, jamás volverás a hacerlo de otra manera! Si tienes dudas sobre la rutina de doble limpieza, no te puedes perder nuestro último post