Wishlist Navidades 2016


wishlist

Necesitar, lo que se dice necesitar, no necesitamos nada. Pero si no te das un capricho en estas fechas ¿cuándo te lo vas a dar? Por eso, aunque llegue tarde, aquí dejo mi particular lista de deseos para las Navidades 2016-2017, por si algún marido despistado me quiere regalar algo.

El pasado fin de semana, en el Mercado de Diseño de Alicante, tuve la oportunidad de echar un ojo al increíblemente editado "El libro de las cosas bellas", de Kireei Magazine. Lo tenía espléndidamente expuesto la encantadora Sandra, de Naranja y Madera. Me lo pido por el gusto de admirar espacios tan cuidados y reconfortantes, suaves y cálidos como una manta.

La segunda en mi lista es el neceser Túnez de la diseñadora Moniquilla. Podría ser este o podría ser cualquier otro: los prints de Mónica Muñoz son un regalo para la vista y encima sabe trasladar su talento a objetos realmente útiles, que te salvan un look o te apañan un regalo.

La tercera es mi querida Rocío y sus creaciones de cerámica. Los jarrones de Roc'n'rob son vanguardia y artesanía envuelta en colores tierra y pastel. Yo los percibo como una contradicción: están hechos para no destacar, son discretos, sus formas y colores son suaves; sin embargo, si colocas un Roc'n'rob en tu casa robará el protagonismo de tus salon ipso facto.

Don Fisher tienen un concepto hiper divertido sobre el cual gira toda la marca ¡Todos sus accesorios están relacionados con el mar! Tiene bolsos emperador, estuches pez globo y bolsas de cordel en forma de tortuga marina. Sus posts en instagram siempre hacen sonreír. 

Ila y Ela son mi último descubrimiento. Una tienda online de decoración para niños (y no tan niños) artesanal y sostenible. Todo tiene una candidez y una dulzura de cuento y yo sigo cruzando los dedos para que alguien me regale alguno de sus tapices, como por ejemplo éste en tonos pastel y crudo.

Por último, Papiroga, la marca de las mencionadas que más tiempo sigo. Conocí el proyecto estando todavía en Madrid, es decir, hace cinco años y no han dejado de sorprenderme. Su estilo es tan explosivo (en formas, en color y en declaración de intenciones) que contrasta con su calmada elegancia ¿Se puede ser chic y exuberante al mismo tiempo? Sí, se puede y se llaman Papiroga. 


Leave a comment


Please note, comments must be approved before they are published