Por qué he hecho la colección de cosmética natural


Recuerdo perfectamente el día que recibí las primeras muestras de la línea.

Estaba super nerviosa, me acicalé y perfumé para recibir a Elena, responsable de laboratorio. Sobre la mesa del comedor, varias docenas de envases esperaban su turno para que mi pituitaria empezara a hacer su trabajo. Me sentía como cuando hice la comunión 

Por la noche, cuando las niñas dormían ya, hice una pequeña fiesta de pijamas privada. Me embadurné la cara con la mascarilla de carbón activo y el aroma de la salvia fresca me envolvió. Y ahí me quedé, quince minutos con la mascarilla en la cara mientras notaba como mi piel absorbía los nutrientes. Estuve muy tentada de mandarle una foto por WhatsApp de mi cara negra y sonriente a Elena, pero me contuve: me conocía de apenas unas horas y seguramente pensaría que estaba chalada. Luego le llegó el turno a las cremas de cuerpo y noche. Ay, las muestras de noche, todas tenían ese punto a jengibre que me hizo transportarme a lugares muy lejanos.

Y es que si tuviera que responder a por que he hecho la colección seria por eso: por querer provocar sensaciones. Por empujarte a tener un momentito para ti, para que aspires un perfume y te sientas (auto)cuidada y (auto)mimada. 

Llamémosle indulgencia ilustrada. O materialización de los cinco sentidos en una sola acción. El caso es que no me bastaba con objetos que despertaran sensaciones cuando los mirabas, sino también cuando los cogías, los sentías, te los ponías. Sentí la necesidad de hacer cosas que te hicieran vibrar, que te los pudieras comer o aplicar y no solo te maravillaras de su aspecto sino también de su fragancia, de su textura y de sus efectos. 

 

Lo natural como necesidad

Esa es una de las razones. La otra, de mucho peso, de un peso brutal, es la del impacto que tiene en nuestras vidas lo que nos ponemos en el cuerpo. Con cada aplicación sobre nuestra piel, la exponemos a ingredientes químicos de muchas clases, algunos de los cuales no está probado que sean seguros o directamente son perjudiciales. La conclusión de todo esto nos lleva (a mi, a ti, al mundo entero) a una afirmación: la cosmética natural se hace necesaria por razones de salud y ecología. En realidad es la única vía posible si deseamos evitar efectos perniciosos a largo plazo tanto en nuestra salud como en medio ambiente.

Se trata de un cambio de mentalidad que poco a poco está teniendo lugar en todo el mundo. Este cambio se está produciendo de manera todavía más lenta en España, donde tímidamente se va asentando y ya hay algunas marcas (y muy buenas) que están haciendo cosmética natural autóctona. Es necesario, es vital. Por eso principalmente me decidí a hacer una línea de belleza saludable y respetuosa: es mi granito de arena a un cambio imprescindible y buscado.

La cosmética tradicional no solo es cuestionable por el efecto que tiene en nosotros, sino también por lo dañina que es para el medio ambiente. Cada día se desechan cientos de toneladas de productos químicos que contaminan acuíferos y ponen el peligro la vida vegetal y animal. Y como todo es cíclico, vuelta a empezar: lo que daña lo que nos comemos, nos daña a nosotros también. 

  

El proceso

Esta línea surgió de un calentón. De un calentón creativo, quiero decir. de un momento de esos epifánicos de “Ya está, lo tengo, esto va a ser increíble”. Pero luego vinieron meses y meses de trabajo, de prueba y error y de mucho (pero mucho) dibujar. Porque eso estaba claro que iba a ser uno de los platos fuertes ¿verdad? 

 

Ilustración Vs Diseño gráfico

 La primera pregunta fue cómo hacer que la linea fuera coherente, que siguiera unos cánones de estilo pero que al mismo fuera muy mía. Para muchos ilustradores es fácil dibujar pero el trabajo de diseñador gráfico (que es el que hace el packaging de los productos) se nos antoja complicadísimo. Normalmente los intereses de la ilustración entran en confrontación directa con los del marketing y eso era un problema difícil de resolver. Por ejemplo, para mí el tamaño de los textos en las cajitas o envases no tiene importancia, cuanto más pequeño mejor (para que se vea el dibujo): un diseñador gráfico te dirá que hay que hacer las letras muuuuy grandes para que se vean mucho. En términos generales lo resolví con corazón de ilustradora y añadiéndole a la receta una pizca de diseño gráfico. Es decir, lo que yo haría + un puntito más racional.

 

Preferimos las metáforas

Como veréis, ninguno de los dibujos se corresponde con lo que realmente tiene en su interior el producto. La loción corporal con rosa silvestre y pomelo no tiene dibujado rodajas cítricas y pétalos rosados. Ni la crema regenerante tiene jazmines y trozos de jengibre en su cajita. Pensé que ya se había explotado ese recurso lo suficiente y que quizás era mejor que vosotras dejarais volar la imaginación. Y que en la crema facial, repleta de abejorros y peonias, vierais la mañana luminosa que vais a tener por delante. La labor del ilustrador es inspirar, así que eso he intentado hacer. No darlo todo por hecho, que es mucho mas aburrido.

Y hablando de inspirar, no sé si lo habréis notado pero me he sentido fuertemente inspirada por la ilustración tradicional japonesa. Tiene una delicadeza y una serenidad que no he sabido encontrar en ningún otro tipo de dibujo y he intentado por todos los medios transportaros a esa fascinante cultura milenaria a través de mis dibujos.

 

 

El resultado

El resultado ya lo estáis empezando a conocer y espero que os enamore tanto como a mi. Diez productos entre faciales, labiales y corporales repletos de ingredientes naturales que harán de vuestro cuerpo un lugar más bonito, nutrido y saludable. Ingredientes como el extracto de rosa silvestre, la manteca de karité y el aceite de oliva (todos de procedencia ecológica) están presentes en la línea con el propósito de nutrir y regenerar la piel en profundidad. 

Están totalmente exentos de parabenos o colorantes artificiales. Tampoco contiene ningún ingrediente tóxico o que pueda dañarte, en Vera & the birds sustituimos los químicos por principios activos naturales con igual o mayor eficacia y que respetan tu salud.

Así que ya sabes la historia de la nueva colección. Solo te queda disfrutarla.

 

Ir a la colección de cosmética natural 


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados