Natural, ecológico, vegano. ¿En qué se diferencian?

Natural, ecológico, vegano ¿es lo mismo? ¡En absoluto! Cuando se trata de productos cosméticos, tanta terminología similar nos puede llegar a confundir. Para colmo, las marcas a veces no ayudamos mucho a deshacer el nudo. 

Así que sacamos la pizarra y abrimos el corazón para intentar arrojar un poco de luz sobre todos estos temas.

Qué significa natural 

Para empezar (y empezar bien) no existe una regla que defina con exactitud qué es y qué no es cosmética natural. En 2016 se publicó la norma internacional ISO 16128 ‘Guía de definiciones técnicas para ingredientes y productos naturales”, pero al final son un conjunto de buenas prácticas y directrices. Útiles para los técnicos de laboratorio y formuladores, pero ahí se queda la cosa. 

Si tuviéramos que lanzarnos a la piscina y dar una definición global de cosmética natural diríamos que es aquella que trata de incluir la máxima cantidad posible de ingredientes de origen natural en su fórmula. Además, intenta evitar determinados compuestos sobre los que pudiera haber habido en algún momento una ligera sospecha, como los parabenos, o que resulten contaminantes, como las siliconas. Por ultimo, la cosmética natural debería tener siempre la sostenibilidad por bandera.

Nosotras lo tenemos claro. En Vera & the birds creemos y creamos cosmética natural por una sencilla y poderosa razón: consideramos  que la naturaleza tiene mucho que ofrecernos. Usamos el poder de las plantas, semillas y frutos para purificar, hidratar y reparar la piel a través de fórmulas innovadoras, sostenibles y altamente eficaces.

Es esencial que nuestros productos estén repletos de activos naturales y potentes, y que sean lo más sostenibles posibles. No usamos determinadas sustancias como parabenos o siliconas no porque sean el demonio sino porque creemos que en la naturaleza hay alternativas muy eficaces y perfectamente válidas. 

Tú estás llena de químicos

‘¿Pero esto lleva químicos?’ Ah, los temidos químicos. Déjame decirte, querida, que química es todo. La vida es química, el agua es química, tu champú es química, tú eres una serie de compuestos químicos. Casi siempre cuando se habla de químicos en realidad se está queriendo hablar de sustancias de síntesis, es decir, fabricadas de manera artificial en laboratorio. La cosmética convencional usa en distintas proporciones ingredientes naturales y compuestos sintéticos. La natural, aunque como hemos comentado no hay una norma exacta, debe contener el mayor % posible de ingredientes naturales

Este es el caso de Vera & the birds. Siempre buscamos la mayor naturalidad posible por eso nuestras fórmulas contienen un porcentaje de ingredientes naturales entre el 98,7 y el 100% ¡estamos orgullosísimas de esto! Este elevado porcentaje nos brinda cosméticos repletos de vitaminas, antioxidantes y nutrientes que aportan un valor real y significativo a nuestra piel.

Pero ¿qué pasa con ese pequeño porcentaje no natural? El ínfimo % no-natural que veis en algunos productos responde a nuestro compromiso de ofreceros un producto sensorial, eficaz y -sobre todo- seguro: están ahí para dotar de estabilidad a la fórmula y conservarla. Hay algunos productos que pueden ser 100% naturales sin necesidad de introducir conservantes sintéticos, ese es el caso por ejemplo de los aceites. Las emulsiones, en cambio, es más complicado formularlas 100% naturales ya que al contener agua ésta puede contaminarse más fácilmente si no es debidamente preservada. Otro ejemplo bastante claro es el del maquillaje: es muy difícil hacerlo completamente natural debido a que sus características más notorias (pigmento y resultado) suelen conseguirse mediante ingredientes sintéticos. 

Ni lo sintético es tóxico ni lo natural es inocuo

Dicho todo esto, hacemos un pequeño alto en el camino. Nos parece importante recordar, si no lo sabíais, que lo sintético no es necesariamente poco saludable ni lo natural tampoco es sinónimo de inocuo. Un ejemplo claro: si nos bebemos 10 litros de agua en un día, moriremos. Por muy natural y fresquita que sea. Lo que determina la toxicidad de una sustancia es la dosis. Y ningún cosmético comercializado en la Unión Europea puede comercializarse si contiene ingredientes catalogados como tóxicos. De hecho, el nuestro es uno de los reglamentos más estrictos a nivel mundial en cuanto a la permisividad de sustancias sospechosas.

‘¿Entonces por que vuestros productos no incluyen ingredientes sintéticos como parabenos, siliconas o derivados petroquímicos?’. La razón es sencilla. Amamos la naturaleza. Creemos que somos naturaleza y debemos volver a ella, forma parte del ADN de Vera & the birds. Por eso intentamos siempre incluir ingredientes de origen natural. Si hay una alternativa válida que cumpla bien su función y provenga de una planta, la anteponemos al uso de su homónimo sintético. Siempre. Esa es la razón por la que no utilizamos sustancias como siliconas, aceites minerales o parabenos. 

Y ¿natural no es vegano?

¡Para nada! Vegano significa que no utiliza ingredientes de origen animal. Un producto puede ser natural pero tener miel (no vegano) o por el contrario ser totalmente vegano pero estar a tope de ingredientes sintéticos (recordamos: y no por ello ser malo).

Muchos consumidores demandan cosmética vegana porque van en linea con sus valores enfocados a asegurar el bienestar animal por encima de todo. De esta manera tienen la garantía de que para fabricar su crema no se ha molestado a ninguna gallina (la albúmina del huevo se usa en cosmética) o que su precioso lipstick no ha precisado de machacar cochinillas para su fabricación (el rojo de muchos labiales proviene del ácido carmínico).

Nuestra cosmética es natural y en breve será 100% vegana. Actualmente prácticamente todo el catálogo es vegano, a excepción de la crema de noche que contiene polen (un subproducto de las abejas). A este respecto, estamos trabajando para lanzar una fórmula totalmente vegana en breve ¡ya casi-casi estamos ahí! En Vera & the birds siempre vamos a dar prioridad al bienestar animal, mantenido el mayor porcentaje posible de ingredientes naturales en nuestras fórmulas.

Eco, orgánico y bio

¿Sabías que ecológico, orgánico y ‘bio’ significan lo mismo? Son términos que se emplean en distintas partes geográficas para referirse a los ingredientes o productos provenientes de la agricultura ecológica, que es aquella que produce alimentos respetando el entorno y conservando la fertilidad de la tierra mediante la utilización adecuada de los recursos naturales. Esto incluye evitar el uso de pesticidas y plaguicidas, no producir transgénicos, fomentar la biodiversidad o no usar métodos de explotación intensiva. 

La cosmética natural puede ser o no ecológica. Esto dependerá del porcentaje de ingredientes de origen ecológico que contenga y de si está certificada o no. La cosmética de Vera & the birds no es ecológica pero sí contiene un elevado porcentaje de ingredientes ecológicos.

Cuéntanos ¿qué te ha parecido este post? ¿conocías estos términos y sabías sus diferencias? ¡Te leemos!

3 comentarios

Interesante!!! Muchas cosas que no sabía las he resuelto Gracias a este post !!! Me encanta vuestra filosofía y que cada vez intentéis mejorar para darnos lo mejor para nuestra piel . Me considero una enamorada de vuestra marca ! Un abrazo y gracias!

Jesica Borreguero Senes septiembre 15, 2020

Olé, olé y olé! Ya era hora de que alguien diera un golpe en la mesa y bajara los humos de muchos llamando a las cosas por su nombre y explicando de forma clara y directa las nomenclaturas que nos rodean y muchas veces malinterpretamos para beneficios de muchas marcas.
¡Bien hecho!

Caterina septiembre 15, 2020

Súper interesante y muy bien explicado!!!!.. me ha despejado muchas dudas!
Gracias!!!

Anabel septiembre 15, 2020

Dejar un comentario

Todos los comentarios serán revisados antes de ser publicados.