Cinco claves para hacer una buena presentación de un libro


feria del libro

Que levante la mano el que tenga pánico escénico. Creo que somos unos cuantos. Ah, esos síntomas maravillosos: boca seca como una alpargata, pulsaciones desbocadas, mente más en blanco que un folio en blanco. Sí, una delicia amigos. Hablar en público no es fácil, sobre todo si no estás acostumbrado, como es mi caso. Subir al escenario se convierte en algo así como subir al patíbulo y donde nosotros somos los ajusticiados y el público son los miembros de un jurado. Popular, encima.

La oratoria es algo que por lo general cuesta, nuestro sistema educativo (a diferencia de otros como el estadounidense) no es que lo fomente precisamente. Así que con cada nueva promoción de estudiantes se generan hordas de críos que no saben hablar en público, que luego devienen en adultos que no saben expresar sus emociones, deseos y exigencias. Adultos menos felices, en definitiva. Pero en fin, que me voy por las ramas, para variar. Hoy os voy a contar cómo fue la presentación del Libro “Una ballena y nueve poemas”, qué actividades hicimos y cómo (creo que) logré superar el pánico escénico.

Aquel día Valencia estaba preciosa,  la primavera estaba en todo su esplendor, la luz se colaba por todos los rincones de la ciudad y Vera se despertó vomitando. Todo perfecto. Mi chica, que iba a ser mi ayudante, se quedó en casa de mis tíos y yo salí corriendo hacia los Jardines de Viveros, que es donde tiene lugar todos los años la Feria del Libro. Sí, estaba nerviosa, pero cuando llegué al escenario y vi que los niños se iba aproximando al escenario, se me fue todo ¿Y sabéis por qué? Os voy a contar cuales fueron mis trucos para mantener los nervios a raya y que la presentación del libro fuera un éxito.

 

Cinco claves para realizar una buena presentación 

 

1. Lleva un guion

Una relación de las ideas que vas a exponer te ayudará enormemente a que tu speech sea un éxito. Es como la estructura de un barco, donde el barco es tu discurso y gracias a él te adentras en los mares de la presentacion. Si vamos, muy poético, pero como no te escribas al menos las ideas principales es bastante probable que te quedes en blanco y no sepas ni por donde empezar. Puede que llegues a tu charla y te sientas tan segura que no mires ni un momento a tus apuntes, pero por dios, ¡al menos lleva un guion! Podrás volver a él cuando te sientas perdida y te dará un nuevo impulso.

Esto nos lleva al segundo punto:

 

2. Deja hueco a la improvisación 

Es imprescindible llevar un guion, el esqueleto de lo que vas a decir, pero de ahí a que te lo aprendas de pe a pa y los sueltes luego todo de carrerilla ¡nooooo! Sonará tan falso como las peleas de los Power Rangers (¿recordáis?). Puedes leer parte de tu discurso, hasta incluso párrafos enteros pero atrévete e improvisa un poco. No solo puedes hacerlo, sino que te va a salir genial y vas a sonar mucho más natural.

 feria del libro valencia

 

3. Respira

No es tontería. A mi se me olvida respirar constantemente. Tanto, que pienso que mi cerebro está menos irrigado que los del resto por este pequeña tara mía. Pero por lo visto no soy yo sola, lo de olvidarnos de respirar es bastante común: cuando estamos demasiado concentrados o paralizados por el miedo tenemos pequeñas (o grandes) apneas ¿Qué ocurre cuando no respiramos bien? Ya sabéis, el pulso se acelera, nuestras células se oxigenan en menor medida y no se eliminan toxinas correctamente; nos sentimos menos concentrados  e incluso podemos experimentar un ansiedad. Así que, ya sabes, calma, deja que tus pulmones se llenen de oxígeno.

 

4. Haz bromas

 ¿Empiezas a ver niños hurgándose la nariz o bostezando? Es hora de volver a captar su atención. Si se te están despistando no hay nada mejor que una broma, un chiste o una cara rara para devolverles al redil. Ellos volverán a concentrarse y tú estarás más relajada.

 

5. Son niños: dales algo qué hacer

Los niños son el público más exigente por una sencilla razón: no están sujetos (demasiado) a normas sociales, son honestos al 100%. Si no les enganchas desde el principio, los habrás perdido. Una manera eficaz de engancharles es dándoles algo que hacer. Yo programé dos pequeñas actividades (sugeridas por Marianne, que es una crack) que los mantuvo ocupados y sobre todo muy entretenidos. Son ideales para que las hagáis con cualquier niños que tengáis alrededor ¡les encantarán!

actividad globo niños

La primera consistió en recitar una poesía bajo el mar ¿Cómo que bajo el mar? Si. es muy sencillo. Hincha un globo, apóyalo contra la oreja de tu compañero y recita una poesía con la boca pegadísima al globo: sonará como si estuvieras debajo del agua.

La segunda se trataba de construir un taumátropo ¿y que es eso? pues es un artilugio que produce una ilusión óptica y es super divertido. Hace un par de semanas colgué un tutorial en mi canal de Youtube donde os explico paso a paso cómo hacer un taumátropo. A los niños les divierte especialmente porque es como si hicieran un dibujo animado ellos solitos. Es una actividad perfecta para niños para cualquier tarde tonta que no sepáis qué hacer.

Te dejo aqui el tutorial para que veas lo fácil que es hacer un taumátropo:

 

Si interiorizas estos cinco puntos te saldrá una presentación a las mil maravillas. O al menos, te lo pasarás genial.

Si no pudiste acompañarme durante la Feria del Libro y llevarte tu ejemplar, puedes conseguirlo ahora en mi web


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados